Bizkaiko Txakolina rinde homenaje a Patxi Zabala

 

El Consejo Regulador de la DO celebra este jueves el 'Bizkaiko Txakolinaren Eguna' un acto en el que se homenajeará a Patxi Zabala, miembro del Comité de Cata fallecido el año pasado, y se nombrarán embajadores de Bizkaiko Txakolina a Nekatur y el grupo Belako


Este jueves, 29 de abril, La Denominación de Origen Bizkaiko Txakolina celebra su tradicional Bizkaiko Txakolinaren Eguna, fiesta en la que se presenta la última añada de txakoli. El evento tendrá lugar en San Mamés y dará comienzo a las 12:00 horas.

Debido a la situación actual que obliga a limitar el aforo, en esta ocasión el acto estará reservado a los profesionales del sector, Instituciones y a los medios de comunicación.

DO Bizkaiko Txakolina rinde homenaje en este Bizkaiko Txakolinaren Eguna a Patxi Zabala, nombrándole Embajador de Honor a título póstumo. Patxi Zabala fue miembro del Comité de Cata de la DO desde su constitución hace 26 años y fue uno de los más activos colaboradores del Consejo Regulador y destacado prescriptor del txakoli de Bizkaia.

Los embajadores de Bizkaiko Txakolina este año 2021 serán la Asociación de Alojamientos Rurales de Euskadi, Nekatur, y el grupo de música Belako, que serán los encargados del brindis.

Este año el descorche de Bizkaiko Txakolina vendimia 2020 correrá a cargo de Nerea Cuenco, sumiller y hostelera que junto a su pareja Jon Lodeiro, hostelero y chef, puso en marcha el Restaurante y Vinoteca Sikera en Barakaldo, en 2006.

Nerea Cuenco es Experta en Análisis Sensorial por la Universidad de La Rioja, aunque su relación con el mundo del vino y la metodología de cata se inició en la Universidad de Burdeos y continuó en la Escuela de Hostelería de Artxanda.

El txakoli que se descorchará para presentar a cosecha 2020 será el Bitxia Berria, elaborado por la bodega del mismo nombre sita en Morga, que ha sido seleccionado por un panel de cata de la DO como txakoli institucional.


· Link


Txakoli eguna 2021Una añada excelente de txakoli de Bizkaia

Un verano caluroso y con menos lluvia proporciona a la añada 2020 una uva madura, golosa, equilibrada y con menos acidez

La sumiller Nerea Cuenco, durante el acto de presentación de la nueva cosecha. /Jordi Alemany
La sumiller Nerea Cuenco, durante el acto de presentación de la nueva cosecha. / JORDI ALEMANY
Elena Sierra
ELENA SIERRA

Ala vista, amarillo pálido, limpio y tremendamente brillante. En nariz, una gran intensidad aromática incluso a copa parada y después fruta blanca (pera, manzana tipo golden), fondo cítrico, más de limón verde y piel gruesa, también piña, y un fondo balsámico con recuerdos a hinojo y a hierba fresca. En boca, ataque muy agradable, réplica de los aromas, final bastante largo y campo, hinojo y hierba fresca de nuevo como referencias. Con estas palabras y algunas otras definía la sumiller y hostelera Nerea Cuenco, que junto a su pareja, el chef Jon Lodeiro, puso en marcha el restaurante y vinoteca Sikera en Barakaldo en 2006, el txakoli elegido como institucional para este año.

Es el Bitxia Berria, de la bodega homónima de Morga, y pudo por fin disfrutarse el 29 de abril en el descorche de la vendimia de 2020 en el Txakolin Eguna. Sí, este año se ha celebrado, aunque en un formato diferente al de otras ediciones pero con la buena noticia de su recuperación frente a la suspensión de 2020. El sector vive una crisis como no había conocido en los 27 años de existencia de la D.O Bizkaiko Txakolina, pero en su día grande quedó claro que los txakolineros siguen trabajando con ganas... y que la de 2020 puede considerarse ya «una añada espectacular, que seguro que será calificada como excelente», según Cuenco.

El pasado fue un año de mucha producción, como en 2019, con un millón y medio de litros. Se vendimió una uva «muy madura, golosa y equilibrada, con menos acidez y un poquito más de azúcar», como explicaba Nerea Cuenco, todo ello debido a un verano algo más caluroso de lo normal y con menos lluvias que hizo que a mediados de septiembre ya estuviera lista. Ahora solo falta disfrutarla en la copa.

El acto que se celebró en San Mamés fue una oportunidad para reivindicar el «esfuerzo, pasión y saber hacer» de la parte de la cadena que hace posible que cada año las copas se llenen de «sabor a Bizkaia» –desde los viñedos hasta el embotellado–, y una invitación a los consumidores a seguir descubriendo unos vinos que pueden competir con cualquier otro blanco del mundo sin complejos.

Reconocimientos

También el momento de rendir homenaje a quienes a lo largo de los últimos 12 meses, y tras toda una vida ligados al mundo del txakoli de Bizkaia en distintas formas, ya no podrán volver a defenderlo. Así, el Txakolin Eguna 2021 rendía homenaje a Manu Calera, de la bodega de Zalla Virgen de Lorea y uno de los impulsores de la D.O., que murió hace pocas semanas, y nombraba Embajador de Honor a Patxi Zabala, desaparecido el año pasado.

Zabala fue miembro del Comité de Cata de Bizkaiko Txakolina desde su constitución, uno de los más activos colaboradores del Consejo Regulador y destacado prescriptor de este txakoli. «Tan grande y especial que solo puedes recordarlo con el corazón», decía Anton Txapartegi, secretario técnico de la D.O. «Humilde, inolvidable, nos enseñó a ser más inclusivos y a mirar de otra manera. Uno de nuestros mejores embajadores».

Hubo otros dos nombramientos como 'mezularis' o embajadores para 2021. Por un lado, la Asociación de Alojamientos Rurales de Euskadi Nekatur, que lleva por bandera el producto local, y por otro el grupo de música Belako, tan «internacionales» como el propio txakoli de Bizkaia. Fueron los encargados de hacer el primer brindis con el vino elegido como representante oficial de la añada 2020.



· Link









Comentarios