Virgen de Lorea. Señorío de Otxaran

  



Teníamos muchas ganas de acercarnos y conocer la bodega de txakoli Virgen de Lorea. 

Tantas veces viéndola pasar por carretera y en cantidad de imágenes idílicas que se nos hacía la boca agua poder disfrutar de ella en la intimidad.

Varias veces quedamos con Manu Calera para la visita, pero por un motivo u otro, ha sido esta vez la que ha cuajado y ha podido ser. 

Fintxu Arregi nos abrió las puertas y nos enseñó esta joya que pertenece a la historia viva del txakoli con mayúsculas y que está ubicada en Otxaran-Zalla, comarca de las Encartaciones.




A finales del siglo XVII, en el barrio de la Flor de Otxaran - Zalla eran muchos los caseríos en los que se elaboraba sidra y txakolí para vender y a su vez autoabastecerse, hasta el punto que la comarca llegó a producir más de 50.000 cántaras -800.000 a 1.000.000 de litros- por año.



A principios del siglo XX, se levantó la casa en la que se construyó también una bodega .




En los años 90 se decide rehabilitarla y se construye la actual Bodega Virgen de Lorea.

-----


Es un verdadero Châteaux al más puro estilo francés con los viñedos alrededor de la bodega, que comprende despalillado, maceración en frío, desfangado, fermentación a temperatura controlada, trasiego, estabilización, filtrado y embotellado.


Debe su nombre a la Virgen con el Niño, del siglo XVI, que en tiempos pasados fue patrona del pueblo de Zalla.



 La visita comenzó a pie de viñedo donde se sitúan los parrales que están detrás de la bodega y que son el techo de la sala de depósitos.




En la actualidad son 21 has. de viñedo, 20 has. en esta única parcela "Loreako Ama" aquí en Zalla y 1 ha. en Sodupe




La producción en un año normal es de 140.000 kgs. con la Zerratia como variedad principal, seguida de la Hondarrabi zuri y la Sauvignon blanc, acompañadas en menor medida de ChardonnayRiesling y Folle blanche.



En el emparrado hay un poco de todo, uva blanca y tinta.

A estas alturas de marzo, el viñedo aún de esta manera. Tiempo para las ovejas, dejan "moqueta verde" y suelo abonado.

También trabajo de campo para instalar nuevas estacas.


"Este año estamos poniendo estacas más altas, de casi 2 mts. 

Queremos más crecimiento buscando mayor pantalla vegetal y se está acelerando la primavera."


Posteriormente pasamos a la sala de depósitos ... 



32 depósitos de acero inoxidable, 18 de 10.000 litros y otros 14 de 5.000.



Los txakolis se mostraban con mucha energía, intensos en nariz y largos en boca.

Probamos varios ... un Zerratia impresionante, muy bueno, aún madurando en depósito y una parte en barrica. 

Otros con ligerísimo carbónico; también el Aretxaga, sin lías, ya acabado y filtrado, más ligero, listo para embotellar y salir al mercado.



El depósito de Sauvignon, variedad que madura en las zonas llanas de Loreako Ama, ha sido de lo mejor que probamos, junto a lo que será Lainoa. 

Extraordinarios. 

Aroma y boca sobresalientes.

" En los vinos de Virgen de Lorea predomina ese toque de Sauvignon que los hace característicos "



Imagen de la Fiesta de la vendimia en Balmaseda 2019, con los tres txakolis representativos de la bodega
 

----



Catamos directamente de barricas nuevas francesas en donde envejecen parte de los vinos de alta gama y que redondean el perfil de lo que probamos en depósito.

Por otra parte, la bodega tiene este año una novedad:

Este "Loreako Ama", monovarietal de Hondarrabi Zuri, fermentado y criado en sus propias lías durante 3 meses, con un ligero carbónico que lo hace muy vivo.

Nos encantó !!!





-----

Visita que se podía haber prolongado muchas más horas, pues los vinos daban pie para seguir hablando con ellos y de ellos ...


Eskerrik asko, Fintxu, por abrirnos las puertas de la bodega y compartir vuestros vinos !!!


Hasta la próxima !



 Visita realizada el lunes 14 de marzo por:


· Iratxe Rementería

· Jon Andoni Rementería

· Javi Calzada








Comentarios